Varios países europeos están limitando el uso de la vacuna de Moderna en jóvenes.

Los países nórdicos tomaron una medida de precaución por la aparición de casos raros de miocarditis y pericarditis en hombres menores de 30 años.

Varios países europeos están limitando el uso de la vacuna de Moderna en jóvenes.

Finlandia, Suecia, Dinamarca y Noruega anunciaron esta semana que suspenderían la vacunación de hombres menores de 30 años con la vacuna de Moderna debido a hallazgos que muestran un riesgo de inflamación cardiaca.

Estudios de casos anteriores han demostrado que en las vacunas contra el Covid-19 con teconolgía ARN mensajero, como la de Moderna y Pfizer-BioNTech, existe una posibilida mínima de desarrollar  afecciones cardíacas inflamatorias llamadas miocarditis y pericarditis.

Dichos efectos secundarios se han presentado con más frecuencia en jóvenes que han recibido la segunda dosis de Moderna, que después de la Pfizer.

Según informó The Wall Street Journal, "un portavoz de Moderna dijo el jueves que la compañía es consciente de las decisiones de los países europeos y "la muy rara aparición de miocarditis y/o pericarditis después de la administración de vacunas de ARNm contra el Covid-19... Estos son típicamente casos leves y las personas tienden a recuperarse en poco tiempo después del tratamiento estándar y el descanso".

A lo que agregó que el Covid-19 en sí aumenta el riesgo de miocarditis "y la vacunación es la mejor manera de protegerse contra esto".

Fuentes: The Wall Street Journal