Unos científicos descubrieron uno uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo en Tahití.

Este arrecife en estado prístino muestra que los corales más profundos están mejor protegidos de las consecuencias del cambio climático.

Unos científicos descubrieron uno uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo en Tahití.

Una misión de investigación científica ha descubierto a 30 metros de profundidad uno de los arrecifes de coral prístinos más grandes del mundo frente a la costa de Tahití.

El fotógrafo y explorador Alexis Rosenfeld, fundador de 1 Ocean, descubrió estos corales gigentes en forma de rosa que miden hasta 2 metros, en un expedición financiada por la UNESCO para para cartografiar la biodiversidad y encontrar soluciones a cualquier amenaza.

Este es un gran descubrimiento ya que muy pocos científicos han podido localizar, investigar y estudiar los arrecifes de coral a profundidades de 100 pies (30 m) y sugiere que pueden haber muchos más en lo más profundo, bien conservados y sin sufrir las consecuencias del cambio climático.

Fuente: Good News Network.