Si te importa la privacidad, es hora de probar un nuevo navegador web

Un nuevo tipo de navegadores de Internet desde Brave, DuckDuckGo y otros, que ofrecen protecciones de privacidad más poderosas a las que podrías estar acostumbrado.

Si te importa la privacidad, es hora de probar un nuevo navegador web

Un nuevo tipo de navegadores de Internet desde Brave, DuckDuckGo y otros, que ofrecen protecciones de privacidad más poderosas a las que podrías estar acostumbrado.

La mayoría de nosotros usamos los mismo navegadores web por costumbre, siempre hemos usado el mismo.

Si navegas por la web con Microsoft Edge, puede deberse a que usa Windows. Si usas Safari, probablemente sea porque lo haces desde una Mac o un iPhone. Si eres un usuario de Chrome, eso podría deberse a que tienes un teléfono o computadora portátil de Google y así sucesivamente.

En otras palabras, recurrimos a los navegadores que están disponibles y son familiares. Es fácil caer en la inercia del navegador porque estas aplicaciones son rápidas, capaces y tienen el mismo propósito: visitar un sitio web.

Entonces, si las diferencias son mínimas, ¿Por qué molestarnos en probar algo nuevo? como dicen por allí: Sino está roto ¿Para qué arreglarlo?.

Al final de esta nota, espero persuadirte de que al menos pruebes algo más: Un nuevo tipo de navegador de Internet llamado "navegador privado". Este tipo de navegador, de marcas menos conocidas como DuckDuckGo y Brave, ha surgido en los últimos tres años. Lo que destaca es que minimizan los datos recopilados sobre nosotros al bloquear las tecnologías utilizadas para rastrearnos.

En general, eso es mejor que lo que hacen la mayoría de los navegadores convencionales, especialmente Chrome. Si bien algunos navegadores como Safari y Firefox también incluyen la prevención de seguimiento, las marcas más pequeñas se han centrado en aún más protecciones de privacidad.

También hemos llegado a un punto de inflexión en la privacidad digital, la industria de la publicidad digital está a punto de dejar de utilizar cookies web, fragmentos de código implantados en los navegadores que nos siguen de un sitio a otro y nos ayudan a orientarnos con anuncios. Google, cuyo navegador Chrome es el más popular del mundo, ha intentado desarrollar una nueva forma de orientarnos con anuncios sin cookies.

No tenemos porque esperar por eso. Ahora podemos decidir que no deseamos que sea rastreado.

"Estamos en una bifurcación en el camino", dijo Gennie Gebhart, director de Electronic Frontier Foundation, una organización sin fines de lucro de derechos digitales, que sigue los problemas de privacidad. “Las empresas envían publicidad día y noche a los usuarios, incluido Google, están luchando por ver cuál es la próxima jugada. También es un momento para que los usuarios estén informados y tomen una decisión".

A diferencia de los navegadores web convencionales, los navegadores privados vienen en muchas formas que sirven para diferentes propósitos. Durante aproximadamente una semana, probé tres de las opciones más populares: DuckDuckGo, Brave y Firefox Focus. Incluso me sorprendió que finalmente cambiaré a Brave como navegador predeterminado en mi iPhone. Te cuento como como sucedió.

¿Qué es un navegador privado?

Es importante saber qué hacen y qué no hacen los navegadores privados. Así que veámoslo con detenimiento

Los navegadores privados generalmente incorporan tecnologías web que han existido durante años:

  • Dependen de algo llamado modo privado, también conocido como modo incógnito, que es una sesión de navegación que no registra un historial de los sitios web que ha visitado. Esto es útil si no quieres que las personas con acceso físico a tu dispositivo te espíen.
  • Los navegadores privados también usan bloqueadores de rastreadores, que a menudo se pueden descargar como un complemento para un navegador. Los bloqueadores dependen de una lista de rastreadores conocidos que obtienen información sobre su identidad. Cada vez que carga un sitio web, el software detecta esos rastreadores y les impide seguirte de un sitio a otro. La gran desventaja de este enfoque es que bloquearlos a veces puede romper parte de sitios web, como carritos de compra y videos.

Los navegadores centrados en la privacidad generalmente activan el modo privado de forma predeterminada o purgan automáticamente el historial de navegación cuando sales del navegador. Los navegadores también tienen incorporada la prevención de rastreo, lo que les permite bloquear agresivamente los rastreadores utilizando enfoques que minimizan la rotura del sitio web.

Pero los navegadores privados no impiden que tu proveedor de Internet vea los sitios web que visitas. Por lo tanto, si estás de vacaciones y utilizas la conexión Wi-Fi de un hotel, un navegador privado no mantendrá la información de navegación privada del proveedor de Internet del hotel. Para ese tipo de protección, aún necesitas conectarse a una red privada virtual (VPN, por sus siglas en inglés), una tecnología que crea un túnel virtual que protege tu información de navegación.

Conoce los navegadores privados

Firefox Focus, DuckDuckGo y Brave son todos similares, pero con algunas diferencias importantes.

Firefox Focus, disponible solo para dispositivos móviles como iPhone y Android, es básico. Ingresas una dirección web y cuando terminas de navegar, presionas el ícono de la papelera para borrar la sesión. Salir de la aplicación desecha automáticamente el historial. Cuando carga un sitio web, el navegador se apoya en una base de datos de rastreadores para determinar cuál bloquear.

El navegador DuckDuckGo, también disponible solo para dispositivos móviles, se parece más a un navegador tradicional. Eso significa que puede marcar tus sitios favoritos y abrir varias pestañas del navegador.

Cuando usas la barra de búsqueda, el navegador devuelve resultados del motor de búsqueda DuckDuckGo, que según la compañía está más enfocado en la privacidad porque sus anuncios no rastrean el comportamiento de las personas en línea.

DuckDuckGo también evita que se carguen los rastreadores de anuncios. Cuando terminas de navegar, puedes presionar el ícono de una llama 🔥 en la parte inferior para borrar la sesión.

Brave también se parece más a un navegador web tradicional, con tecnología anti-rastreo y funciones como marcadores y pestañas. Incluye un modo privado que debe activarse si no deseas que las personas examinen tu historial web.

Brave también es tan agresivo con el bloqueo de rastreadores que, en el proceso, casi siempre bloquea los anuncios por completo. Los otros navegadores privados bloquean anuncios con menos frecuencia.

Para la mayoría de las personas, no ver anuncios es una ventaja. Pero para aquellos que quieran retribuir a un editor cuyos anuncios están bloqueados, Brave aloja su propia red publicitaria a la que pueden optar. A cambio de ver anuncios que no rastrean tu comportamiento, obtienes una parte de los ingresos en forma de token. Luego, puedes optar por dar tokens a los sitios web que te gusten. (Solo los editores web que tienen una asociación con Brave pueden recibir tokens).

¿Ser rastreado o no? Apple ahora nos da la opción
Con la última actualización el iOS de Apple, podemos decidir si las aplicaciones monitorean y comparten nuestras actividades con otros. Esto es lo que debes saber.

Batalla de navegadores

Probé los tres navegadores en mi iPhone y configuré cada uno como mi navegador predeterminado durante unos días.

Todos tienen un botón para ver cuántos rastreadores bloquearon al cargar un sitio web. Para probar eso, visité nypost.com, el sitio web de The New York Post, que cargó 83 rastreadores sin ninguna prevención de rastreo. Con DuckDuckGo, se bloquearon 15 de los rastreadores de nypost.com. Con Brave, fueron 22. Y Firefox Focus bloqueó 47.

Pero los números no cuentan toda la historia. Firefox Focus a veces rompía elementos de sitios web. En algunos sitios, los videos no se cargaron y las ventanas de anuncios no se pudieron cerrar.

Selena Deckelmann, ejecutiva de Mozilla, que fabrica Firefox, dijo que las estrictas protecciones de privacidad en Firefox Focus a veces pueden hacer que los sitios web se rompan y que la empresa trabaja con los editores web para que los sitios se carguen correctamente.

No experimenté problemas importantes al usar Brave o DuckDuckGo, aunque hubo uno que otro problema, de vez en cuando. En un caso, al usar DuckDuckGo para desplazarme por Wirecutter, una publicación que a veces recomienda productos, los nombres de algunos productos no se cargaron por completo. Si bien el sitio aún funcionaba, no lo cargaba correctamente.

Sin embargo, al final, probablemente te gustará usar cualquiera de los navegadores privados. Incluso si no estableces uno como tu navegador predeterminado, es útil para ciertas situaciones, como una búsqueda web sensible sobre una condición de salud.

Para mí, Brave ganó por un pelo. Mis sitios web favoritos se cargaron sin problemas y disfruté del aspecto limpio de los sitios sin publicidad, junto con la flexibilidad de optar por ver anuncios cuando me apeteciera. Brendan Eich, director ejecutivo de Brave, dijo que el navegador de la empresa bloqueaba las cookies de rastreo "sin piedad".

"Si todo el mundo usara Brave, se acabaría con la economía publicitaria basada en el seguimiento", dijo.