Roku gana terreno en el mercado de las transmisiones online.

El éxito de Roku se debe a la enorme funcionalidad que les brinda a televisores antiguos, permitiéndoles disfrutar de todo el contenido disponible en las diferentes plataformas como Netflix, Amazon o Disney+ a través unos dongles de transmisión.

Roku gana terreno en el mercado de las transmisiones online.

En la actualidad, existen muchas plataformas para ver programación de tv online, las populares series o también películas de cartelera. Lo malo es que se requiere de un televisor moderno, con acceso a internet, algo que muchas personas no poseen. Sin embargo, existe una buena solución conocida como Roku, compañía que fabrica dongles de transmisión.

Muchas personas no lo saben, pero Roku en algún momento perteneció a Netflix, de hecho, hasta el año 2009, que fue que se separaron formalmente. En la actualidad esta compañía vale más de 50 mil millones de dólares y está creando su propio contenido, por lo que sería fácil pensar que poco a poco irá posicionándose en el mercado de las transmisiones online.

¿Cómo surge el auge que ha tenido Roku?

Antes de conocer el motivo de la popularidad que ha tenido Roku, debemos conocer un poco sobre su historia. En el año 2008 un ejecutivo de tecnología llamado Anthony Wood, convenció al director ejecutivo de Netflix para crear una caja de transmisión de video que se llamaría Roku.

La también popular plataforma (Netflix) lanzó el producto, teniendo una participación del 15%. Según números de CNBC, Roku tiene como clientes a más de 50 millones de estadounidenses.

Los ingresos de Roku se generan vendiendo suscripciones de canales y publicidad. Los servicios que ofreció la plataforma en el año 2020 llegaron a los 1.300 millones de dólares, mientras que en hardware fueron 510 millones de dólares.

Ahora bien, parte del éxito de Roku se debe a la enorme funcionalidad que les brinda a televisores antiguos. Básicamente, el dispositivo les da vida a equipos obsoletos, permitiendo a sus usuarios disfrutar de todo el contenido disponible en las diferentes plataformas como Netflix, Amazon o Disney+, eso sí, funcionando como un tercero totalmente neutral.

Roku espera crear contenido propio y así generar más ingresos

Así como Netflix empezó a crear contenido propio desde el año 2013, Roku ha hecho lo propio y lanzó The Roku Channel y hace poco también compró la biblioteca de contenido de Quibi. Cabe destacar que el contenido que ellos van a ofrecer no está destinado a competir con otras plataformas creadoras de contenido.

Empezó a ser transmitido en octubre de 2017, pero sólo en los Estados Unidos, siendo un servicio gratuito, pero con anuncios. Tiene contenido de Liongate, MGM, Sony, Paramount, Warner Bros, entre otros.

Para 2018 se empezó a ver The Roku Channel online y en 2019 ofrecieron opciones para una suscripción premium. Pese a que ha sido suspendida la venta de equipos Roku como en México, sus ganancias no se han visto afectadas como se pensó. Esta suspensión se debe básicamente por transmitir “material ilegal”.

No obstante, los equipos que ya fueron adquiridos podrán seguir funcionando, eso sí, siempre que vayan a acceder al contenido legal de plataformas como Netflix, YouTube o Bim.

Publicidad para aumentar los ingresos de Roku

La industria de la publicidad es un mercado muy llamativo para las marcas de todo el mundo, y esto lo sabe perfectamente Roku. Hace poco anunció la llegada de OneWiew, que les permitirá a las diferentes empresas hacer publicidad a través de la conocida TV conectada, o simplemente TV online.

Los anunciantes solo deben proponer unas metas de alcance en base a las características de su audiencia y al ser una publicidad programática, la cual aparecerá automáticamente. Con esto la empresa espera aumentar sus ingresos provenientes de publicidad considerablemente.

Sin embargo, OneWiew presenta un pequeño inconveniente. Expertos de AdAge, indican que la iniciativa de Roku contribuye al aumento de los Walled Gardens. Esto se trata de plataformas que pese a dar acceso a los anunciantes publicitarios a un valioso inventario, tratan de desmotivar el uso de otros sitios.