Respira, Profundo: Exhalation de Ted Chiang

Respira, profundo. Hoy te voy a contar de un libro de ciencia ficción.

Respira, Profundo: Exhalation de Ted Chiang

Yo no finjo ser fanática de la ciencia ficción—incluso cuando mis últimos libros favoritos se clasifican misteriosamente bajo este género—puesto que el mismo connota un nivel literario básico (¿habrá algo peor que categorizarse como básico?).

La categoría invita a la generalización: sus autores abandonan la sutileza literaria, la sacrifican a favor de personajes exóticos, paisajes subterráneos y lunares, mundos que carecen de órbita, conversaciones extensas sin atmósfera alguna…sacrifican lo valioso a favor de una trama estimulante, una trama que se deshila a ritmo impredecible y vertiginoso, que no permite al lector ni siquiera exhalar.

(Aunque, si les soy 100% franca, no miro el día que estrene Dune en mi cine más cercano.)

Respira, Profundo

En este caso, el libro de Ted Chiang nos invita a respirar hondo lo imposible que a nuestras espaldas comienza a hilar, hasta que nos vemos atrapados en ellos sin darnos cuenta cómo llegamos allí. Nos encontramos de repente en un Bagdad antiguo donde un arco de marfil oscuro transporta al usuario a otra época; o tal vez un mundo en donde el aire que respiramos es la misma moneda que se paga para sobrevivir; otro mundo que permite monetizar las memorias, para regresar una y otra vez al momento más bonito, más mágico de nuestras vidas.

Reseña: Exhalation de Ted Chiang
Exhalation “Tanto experimentos intelectuales como historias, los exquisitos mecanismos de Ted Chiang emplean la ciencia ficción como u...

Ante todo, Exhalation es una colección de cuentos cortos donde figura la historia, el cuento, el sentimiento de un personaje hacia el otro: el mundo sobrenatural donde esos personajes existen es fantástico, si, pero últimamente secundario: no estorba.

Yo leo para que el mundo no me estorbe. Busco escaparme por un segundito de la realidad cotidiana, del sopor de un mes de marzo, de lo básico y lo aburrido. Muchos lectores seguramente buscan lo mismo. Se permite escapar, de vez en cuando, huirle a lo rutinario y en cambio habitar en ficciones, respirar hondo la magia de la palabra y finalmente exhalar.

Photo by Léa Dubedout / Unsplash