Merck solicita autorización de la FDA para el uso de emergencia del molnupiravir para combatir el Covid-19

De concederse la autorización, el molnupiravir sería el primer tratamiento antiviral por via oral para combatir el covid-19 desde casa.

Merck solicita autorización de la FDA para el uso de emergencia del molnupiravir para combatir el Covid-19

Merck & Co y su socio Ridgeback informaron este lunes que presentaron una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) una autorización de uso de emergencia para su tratamiento antiviral experimental contra el covid-19, el molnupiravir.

La solicitud llegá días después de que se mostraran los resultados de un estudio en el que las cápsulas de molnupiravir redujeron las hospitalizaciones y muertes aproximadamente en un 50% en personas recientemente infectadas con el coronavirus.

Merck anuncia una píldora que reduce los peores efectos del COVID-19
La farmacéutica pedirá a los funcionarios de salud de Estados Unidos y todo el mundo que autoricen su uso.

De concederse la autorización, el molnupiravir sería el primer tratamiento antiviral por via oral para combatir el covid-19 desde casa. El fármaco esta desarrollado para recetarse a pacientes infectados con riesgo de evolucionar a una enfermedad grave.

Según informó Merck, si el acceso al fármaco es permitido, la compañía "espera producir 10 millones de ciclos de tratamiento para finales de 2021, y se espera que se produzcan más dosis en 2022."

Entre dichos ciclos, Merck se comprometió a suministrar aproximadamente 1,7 millones de cursos de molnupiravir al gobierno de los Estados Unidos, tras un acuerdo que firmaron a principios de este año. Al igual que con otros gobiernos de todo el mundo. Además, planean "firmar acuerdos con fabricantes genéricos establecidos para garantizar la disponibilidad en en más de 100 países de ingresos bajos y mediano".

Cada ciclo de tratamiento de Molnupiravir es de 40 píldoras, ocho al día durante cinco días, inciadas en los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas.