Merck anuncia una píldora que reduce los peores efectos del COVID-19

La farmacéutica pedirá a los funcionarios de salud de Estados Unidos y todo el mundo que autoricen su uso.

Merck anuncia una píldora que  reduce los peores efectos del COVID-19

La compañía farmaceutica Merck & Co. anunció el viernes que su píldora experimental COVID-19 redujo las hospitalizaciones y muertes a la mitad en personas recientemente infectadas con el coronavirus y que pronto pediría a los funcionarios de salud en los Estados Unidos y en todo el mundo que autorizaran su uso.

Si lo logra, el medicamento de Merck sería la primera píldora que se demostraría para tratar el COVID-19, un avance potencialmente importante en los esfuerzos para combatir la pandemia. Todas las terapias COVID-19 ahora autorizadas en los Estados Unidos requieren una vía intravenosa o inyección.

Merck junto con su socio Ridgeback Biotherapeutics dijeron que los primeros resultados mostraron que los pacientes que recibieron el medicamento, llamado molnupiravir, dentro de los cinco días posteriores a los síntomas de COVID-19 tenían aproximadamente la mitad de la tasa de hospitalización y muerte que los pacientes que recibieron una píldora ficticia. El estudio realizó un seguimiento de 775 adultos con COVID-19 de leve a moderado que se consideraron un mayor riesgo de enfermedad grave debido a problemas de salud como obesidad, diabetes o enfermedades cardíacas.

Entre los pacientes que tomaron molnupiravir, el 7,3% fueron hospitalizados o murieron al cabo de 30 días, en comparación con el 14,1% de los que recibieron la píldora ficticia. No hubo muertes en el grupo de medicamentos después de ese período de tiempo en comparación con ocho muertes en el grupo placebo, según Merck. Los resultados fueron publicados por la compañía y no han sido revisados por pares. Merck dijo que planea presentarlos en una futura reunión médica.

Un grupo de expertos independientes que monitoreó el ensayo recomendó pararlo antes de tiempo por la solidez de sus resultados provisionales. Ejecutivos de la empresa dijeron que están en conversaciones con la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos y esperan presentar los datos para su revisión en los próximos días.

Los dos grupos que participaron en el estudio reportaron efectos secundarios, pero éstos fueron ligeramente más habituales entre quienes recibieron el placebo. La farmacéutica no explicó cuáles fueron estos problemas.

Estudios previos mostraron que el fármaco no ayudaba a quienes ya habían sido hospitalizados con casos graves de COVID-19.

La píldora de Merck funciona interfiriendo con una enzima que el coronavirus utiliza para copiar su código genético y reproducirse. Ha mostrado una actividad similar contra otros virus.

Otras empresas, incluidas Pfizer y Roche, están estudiando medicamentos similares que podrían informar sobre los resultados en las próximas semanas y meses.

Lee el artículo original escrito por Matthew Perrone para The Associated Press

Únete a nuestra comunidad ETC... 😎

Recibe en tu correo electrónicó un resumen semanal cargado de noticias, tendencias, negocios, etc... 🗞️

Suscríbete aquí