Juventud, Divino Tesoro: La Sombra del Viento

Una nota aclaratoria: me he prestado a escribir acerca de libros porque me hace falta platicarlos. Las reseñas no son únicas, ni cuidadosamente seleccionadas—estoy segura que algún autor mejor versado ha escrito una reseña mejor que esta.

Juventud, Divino Tesoro: La Sombra del Viento

Una nota aclaratoria: me he prestado a escribir acerca de libros porque me hace falta platicarlos. Las reseñas no son únicas, ni cuidadosamente seleccionadas—estoy segura que algún autor mejor versado ha escrito una reseña mejor que esta. Más es mi preocupación de olvidarme del libro y nunca discutirlo, preguntarte acerca del capítulo en el cementerio de libros olvidados que me encantó, y que si vos también te sorprendiste cuando al final—


La Sombra del Viento, de Carlos Ruiz Zafón

Hace poco, en alguna plataforma digital donde las opiniones divagan y se extienden en más de 140 caracteres hasta sofocar las pantallas de nuestros celulares—y de alguna manera, tal vez sofocar también nuestra paz vespertina—decidí compartir el siguiente pensamiento:

(Ugh, que horrible auto-citarse.)

Repito aquí la opinión en ánimo de no auto plagiarme (aunque debo de admitir que el mensaje fue recibido con agrado de parte de un público de quince amigos que lo miran a uno con ojitos de amor) y también en ánimo de compartir una certeza: la literatura no abandona así nomás.

La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón (lo pueden comprar localmente), que apertura su Trilogía de la Niebla, es quizás testamento al hecho que la literatura acecha a su lector. Le prohíbe el sueño aún en día de semana, le desinteresa el horario profesional, la hora de comida, la obligación higiénica e incluso la visita social. Dicho a secas: cuando te encontrás envuelto (léase atrapado) en las páginas de este libro, difícilmente te escapás.

De chiquita me encerraba horas a leer Harry Potter, pero ya estoy más cerca a los treinta que a esa juventud #divinotesoro. Y si, de hecho, hay momentos en que pienso que he dejado los cuentos olvidados en aquel pasado, o peor, que se me han acabado las opciones, como si existiera un Cementerio de Libros que cada lector trae consigo.

Fuente: Laguna de Libros

Me permito poner en pausa esta tragedia personal para volver a La Sombra del Viento y el cuento de Daniel y su Cementerio de Libros Olvidados, que es mucho más interesante y merece ser leído.

Este es un libro acerca de un libro; pero también es un libro acerca de la juventud y sus obsesiones, pues solo ellos tienen el vigor de soportarlas; de las aventuras en una Barcelona distante y vestida de neblina; tiene su tantito de historia de amor, de rebeldía; alguna que otra sorpresa espeluznante; ante todo, es un libro de como la literatura no abandona así nomás.

(Por si te interesa, y querés recorrer ciudades y leer libros a la vez, están muy lindas estas listas...aunque puede ser que algún día escriba mi propia.)

8 libros para 8 ciudades
Hay libros donde el lugar en que se desarrollan adquiere un gran protagonismo, como si de otro de los personajes principales de la trama se tratara.
Doce ciudades, doce libros: literatura para recorrer el mundo
Hemos escogido 12 libros que son ventanas para conocer diferentes lugares del mundo sin necesidad de viajar en un avión, solamente pasando la página.