En Colombia dos pacientes no terminales recibieron la eutanasia este fin de semana, tras una dura batalla legal.

Victor Escobar de 61 años eligió morir el 7 enero de 2022 al igual que Marta Sepulveda de 51 años que recibió el procedimiento eutanásico un día después.

En Colombia dos pacientes no terminales recibieron la eutanasia este fin de semana, tras una dura batalla legal.

Victor Escobar de 61 años intentó durante aproximadamente 2 años que los tribunales colombianos le aceptaran su solicitud de muerte digna a través de la eutanasia, hasta que el viernes 7 de enero logró su deseo y se convirtió en el primer paciente latinoamericano no terminal en recibir una muerte asistida.

El transportista colombiano padecía de EPOC una enfermedad pulmonar obstructiva, parálisis en la parte izquierda de su cuerpo, diabetes, artrosis severa, movilidad reducida y depresión, condiciones degenerativas incurables con las vivió durante años, pero que no lo permitían tener una buena calidad de vida.

Victor antes de morir solicitó donar sus órganos funcionales.

El otro caso de eutanasia fue el de Martha Sepúlveda, otra colombiana que recibió el procedimiento un día después. La paciente sufría de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave, incurable y degenerativa.

Martha iba a morir por voluntad propia el 10 de octubre a las 7 de la mañana, pero 36 horas en el Instituto Colombiano del Dolor (Incodol)  le informó que no iba a ocurrir.

Luego de esto y con apoyo de su abogada se logró que un juez de Medellín le ordenara a la IPS cumplir con lo lo establecido por el Comité Científico Interdisciplinario para morir dignamente y que acordara con la paciente una nueva fecha para llevar a cabo el procedimiento eutanásico.

Fuentes: CNN en español y BBC.