El personal de Disney organiza marchas en contra de la respuesta de la empresa al proyecto de ley de"Don't Say Gay" de Florida.

El CEO de Disney, Bob Chapek, tuvo que disculparse con los empleados luego de negarse a condenar públicamente el proyecto de ley que busca prohibir que los educadores hablen sobre la sexualidad e identidad de género hasta el tercer grado.

El personal de Disney organiza marchas en contra de la respuesta de la empresa al proyecto de ley de"Don't Say Gay" de Florida.

El controvertido proyecto de ley que busca prohibir toda discusión sobre la sexualidad y la identidad de género en las escuelas, ha generado una polémica al interior de Disney, luego de que su CEO, Bob Chapek, escribiera en un correo electrónico que estaba en contra del proyecto de ley, pero que la organización se negaba a condenarlo públicamente.

Imediatamente los empleados reaccionaron a las declaraciones convocando a través de una cuenta de Twitter, "@DisneyWalkout", y un sitio web asociado, "WhereIsChapek.com", a huelgas diarias de 15 minutos que culminarán en una huelga de un día de duración el 22 de marzo.

En sí, los empleados exigen a Disney que haga más por la comunidad LGBTQIA+ y pese a que Chapek se disculpó la semana pasada, le pidieron que para recuperar su confianza debía ponerle fin a todas las donaciones de campaña a los políticos involucrados en la aprobación del proyecto de ley, decisión que el CEO anunció el viernes pasado.

Fuente: The Verge.