Crisis de Evergrande provoca que las bolsas mundiales se desplomen

El mercado hoy cierra en rojo.

Crisis de Evergrande provoca que las bolsas mundiales se desplomen

Los problemas de liquidez de Evergrande, uno de los mayores promotores inmobiliarios de China, están trayendo fuertes repercusiones en los mercados a nivel global. El temor generalizado por la posible quiebra de el gigante chino y el contagio a otros sectores, provocoó una venta genralizada de acciones e hizo que lo números cerraran en rojo.

Aunque los analistas dudan del impacto que una eventual quiebra de Evergrande pudiera tener fuera de China, el desplome de la inmobiliaria en la bolsa de Hong Kong (donde ha caído hoy más del 10 %) ha afectado a los mercados de todo el mundo.

La ola de descensos se ha iniciado en Hong Kong, que ha bajado un 3,3 % (hoy no operaban las bolsas de Shanghái y Shenzhen ni las de Tokio y Seúl), y se ha trasladado posteriormente a Europa y a Wall Street.

En el Viejo Continente, Milán ha perdido un 2,57 %; Fráncfort, un 2,31 %; París, un 1,74 %; Madrid, un 1,2 %; y Londres, un 0,86 %.

En Wall Street, los principales índices (Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq) bajan en torno al 2 %.

¿Cuáles son los motivos del posible colapso de Evergrande?

Evergrande ha venido acumulando una gran cantidad de deudas para financiar sus actividades. En este momento tiene 300.000 millones de dólares en pasivos y debe cumplir con un pago de intereses de bonos de 83,5 millones de dólares, que vence la próxima semana.

Su crisis de liquidez impide que pueda responder a sus acreedores. Uno de lo mayores temores que despierta la posible quiebra de Evergrande es que se produzca un ‘efecto dominó’ que afecte a todo el país, pues obligaría a los acreedores a asumir los costos y arruinaría a cientos de empresas.

Para Fátima Herranz, analista de Singular Bank, la situación de Evergrande "extiende la preocupación de los inversores por la evolución de los mercados inmobiliario y crediticio" en un contexto de desaceleración de la economía china.

Sin embargo, según Paul Lukaszewski, de Aberdeen Standard Investors, los riesgos de contagio de un eventual impago de Evergrande en los mercado mundiales"son limitados".

"La exposición a la deuda y las acciones de Evergrande se concentra principalmente en China. Para que el contagio llegue a los mercados financieros mundiales, sería necesario que los efectos de la situación de Evergrande desencadenasen una crisis interna mucho mayor, algo que consideramos improbable", subraya Lukaszewski.

La gestora alemana DWS cree que las reacciones de los mercados "son un poco alarmantes", lo que podría provocar "un efecto dominó en los próximos días y semanas".

No obstante, considera que se trata de un "caso aislado" y no prevé "una crisis financiera sistémica". Fátima Herranz añade otros elementos para explicar el nerviosismo de los inversores, entre ellos la negociación del techo de gasto en EE.UU. y la reunión de esta semana de la Reserva Federal.

En el mercado de deuda, las rentabilidades bajan con fuerza. El interés del bono español a diez años, el de referencia, cae hasta el 0,332 %, mientras que el del bono alemán, considerado el más seguro, se hace más negativo y se sitúa en el -0,322 %.

El rendimiento del bono estadounidense, el que más preocupa a los inversores, retrocede hasta 1,311 %.

En el mercado de divisas, el euro mantiene posiciones respecto al dólar y se cambia a 1,173 unidades. No obstante, Monex Europe apunta que el dólar podría convertirse en un "puerto seguro" para los inversores si aumenta la preocupación sobre Evergrande y el sector inmobiliario chino.

Los precios del petróleo bajan. El Brent, el crudo de referencia en Europa, se deja un 1,7 %, hasta 74,1 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referente en EE.UU., retrocede un 2 %, hasta 70,4 dólares.

El oro, uno de los activos refugio, sube y supera los 1.761 dólares por onza.

El bitcóin, la criptomoneda más utilizada, pierde un 8 % y ronda los 43.800 dólares, aunque ha llegado a caer hasta los 42.500, el nivel más bajo desde agosto.

Fuentes: Portafolio