Blue Origin, la empresa espacial de Jeff Bezos, pierde la demanda contra la NASA.

Tanto Blue Origin, como Dynetics argumentaron que adjudicar un solo contrato era anticompetitivo y arriesgado.

Blue Origin, la empresa espacial de Jeff Bezos, pierde la demanda contra la NASA.

En agosto, el ex CEO de Amazon, demandó a la NASA tras tachar de "injusta"  la  decisión de conceder a Space X, la compañía de Elon Musk, el contrato de casi 3.000 millones de dólares para construir el emplazamiento lunar de la misión Artemisa que llevará de nuevo a los astronautas a la luna en 2024.

Este jueves el Tribunal de Reclamaciones Federales desestimó la protesta de Blue Origin, por lo que la "NASA reanudará el trabajo con SpaceX" bajo el contrato "lo antes posible", dijo la agencia en un comunicado de prensa.

La idea original era que la construcción estaría a cargo de dos compañías pero finalmente la NASA decidió darle el contrato solo a SpaceX.

Tanto Blue Origin, como Dynetics argumentaron que adjudicar un solo contrato era anticompetitivo y arriesgado. Pero la NASA ya había avisada a los licitadores de que podía otorgar múltiples premios, un solo premio o ningún premio en absoluto.

Tras el fallo judicial, Bezos escribió en su cuenta de twitter que "respetará" el despido por parte de un tribunal estadounidense de su protesta contra el contrato de su rival Space X con la NASA a pesar de que la decisión no es una que la compañía deseara.

Noticia que Elon Musk celebró con un meme del personaje cómico de ciencia ficción Judge Dredd.

Fuentes: Bloomberg